¿Cómo comprar arte?

El mercado del arte en Colombia ha evolucionado en los últimos años, con la consagración de los grandes maestros y el reconocimiento de nuevos y talentosos artistas que presentan propuestas alternativas y contemporáneas. Para el comprador novato puede ser bastante confuso adquirir una obra de arte, dudando qué hacer o a quién dirigirse. Por eso, y sin importar lo que busques, debes tener en cuenta muchos factores antes de hacer una compra. Lo más importante: apoya el talento del artista y nunca compres copias o reproducciones.

Define tus gustos
Si lo que buscas es una fotografía, tendrás que manejarte en un mercado muy diferente al de la pintura o la escultura. Explora lo que te gusta y te llame la atención. Date la oportunidad de visitar museos y galerías, lee revistas y libros de arte, revisa videos y habla con personas conocedoras. Esta exploración podrá abrirte los ojos a nuevas cosas o reafirmar y decantar lo que realmente quieres (y que se ajuste a tu presupuesto): ¿es arte colombiano? ¿Es grabado? ¿Es arte kitsch? ¿Es fotografía amateur? Ahora, con una perspectiva más clara, sabrás qué buscar.

Algunos tipos de arte
Son muchos los formatos en los que puedes encontrar obras. Estas son algunas categorías básicas:

• Arte original: sea en el formato que sea (pintura, escultura, dibujos originales, etc.), son piezas que tienen un valor más elevado precisamente por ser originales. El artista solo tendrá una ganancia; si con el tiempo la obra aumenta en valor, quien gana es el coleccionista.
• Impresos: en esta categoría se incluyen obras como grabados, litografías, serigrafías, aguatintas, linograbados, xilografías, etc. El artista ha usado alguna técnica para crear una pieza que sigue siento arte. Ediciones limitadas de estas piezas las hacen atractivas a coleccionistas. Los precios pueden fluctuar ampliamente.
• Fotografía artística: son un medio con una reproducción muy sencilla, por lo cual depende del fotógrafo decidir la cantidad de unidades a imprimir. Entre menos copias existan de una imagen, mayor será su valor.

¿Quién o qué define el precio de una obra?
Muchas veces el valor de una obra depende de factores como la trayectoria e influencia del artista, las valuaciones de curadores especializados, la presencia en exposiciones y galerías, sus estudios, premios, quiénes lo coleccionan, etc. Muchas veces la compra de un artista poco conocido puede ser un riesgo, pues no se sabe si en el futuro su obra llegue a tener un mayor valor.

¿Cómo funciona el mercado del arte?
Existen dos formas: mercado primario y mercado secundario. El mercado primario funciona cuando se compra directamente del artista o de una galería que lo represente. La compra directa al artista puede reducir los costos, pero también puede generar una disparidad en los precios reales de la obra. Por otro lado, cuando se hace el proceso de la mano de una galería, se cuenta con el apoyo de expertos que asegurarán la autenticidad de la obra y la transparencia de la transacción.

El mercado secundario funciona cuando alguien quiere vender una obra que ya no quiere tener. Se puede buscar una galería que represente al artista o llevar las piezas a una casa de subastas. BogotAuctions es la primera y única casa internacional de subastas en Bogotá. Tras un proceso de valuación, se determinará el valor y la pertinencia de la obra para ver si vale la pena ser subastada. También se puede negociar con el dueño directo de la obra que, en un escenario ideal, deberá tener los certificados de autenticidad.

Las grandes casas de subastas a nivel internacional disponen de números telefónicos o representaciones para comprar una obra a nombre del cliente en estos eventos, en los que suelen moverse piezas con valores astronómicos.

¿Por dónde puedo comenzar?
Si es tu primera compra y tu intención es mantener un presupuesto bajo, intenta buscar piezas en pequeñas muestras, directamente con jóvenes artistas, a través de algunas páginas de internet, en algunas subastas, galerías, venta de antigüedades y, por qué no, en exposiciones universitarias.

Si ya tienes más definido lo que quieres, consulta con expertos y busca piezas más específicas. Puedes incluso visitar los estudios de los artistas y conocerlos más (tanto a ellos como a su obra). Las ferias de arte son ideales, pues encontrarás mucha variedad y podrás darte una idea de las nuevas tendencias y técnicas.

Como coleccionista, recuerda estar pendiente de las galerías y subastas que puedan interesarte. Alíate con expertos para estar al tanto de las piezas que puedan salir al mercado y así mismo estar listo y con una mano amiga cerca para cuando quieras conseguirle un nuevo dueño a alguna pieza de tu colección.

Comprar arte será siempre una experiencia de crecimiento, ya sea por afianzar tus gustos en el campo de tu interés o por conocer algo nuevo que simplemente te deslumbre. El gusto, siendo tan subjetivo, será el que al final del día dicte qué te llevarás contigo a casa.

Written by
Sin Comentarios

Escribe un comentario

one + twelve =