¿Cómo decorar la mesa?

Yvonne Meyer
Periodista experta en el desarrollo de contenidos y publicaciones de arquitectura, diseño, decoración, arte y estilo de vida. Fue directora de la revista Casaviva por más de 13 años y actualmente tiene un blog y revista digital llamados Interio Magazine (www.interiomagazine.com).


Invitar a tomar onces a los amigos o a la familia es la ocasión perfecta para expresarles cuánto los aprecias. Una mesa bien puesta, vestida con elementos decorativos especiales y servida con deliciosas preparaciones harán que la tarde sea inolvidable. Para disfrutar el momento es clave tener todo preparado con antelación y cuidar cada detalle de la mesa.

El mantel y las servilletas
La mesa se puede vestir con un mantel que contraste con la vajilla. Los de hilo con servilletas bordadas se verán muy bien. Si el mantel es de un solo tono, se pondrá una vajilla con diseños; o a la inversa, si el mantel tiene flores o algún dibujo, se puede escoger una vajilla unicolor. La clave es crear armonía y que los colores hagan juego. Las servilletas se pueden poner en servilleteros que jueguen con el tono predominante, y en caso de no tener el adecuado, se pueden amarrar con una cinta de raso y ponerle una flor o una ramita de alguna planta para darle un toque especial.

La vajilla y los cubiertos
Para la merienda se prefieren delicadas vajillas con motivos florales, las que tienen pan de oro o las de estilo provenzal que imitan las de vieja data en colores pasteles o en tonos hueso o blanco, aunque no es necesario que todos los platos y tazas sean iguales. Se deben poner los platos medianos acompañados de tazas para servir el té, café o chocolate. También se pueden acompañar con vasos, preferiblemente con textura o relieve y en colores que jueguen con la vajilla. Los cubiertos pueden ser los que guardamos para las ocasiones especiales. Los de plata son perfectos. Se escogerán tomando en cuenta cada uno de los platos y bebidas que se ofrecerán.

Las flores
Son imprescindibles en la mesa. Se pueden usar tazas, latas, teteras, jarras, materitas pintadas con spray blanco con detalles en dorado o incluso frascos de vidrio reciclados a los que se puede aplicar cabuya de fique o una linda cinta en la boca del envase. Se pondrán en el centro y a lo largo de la mesa, sin que ocupe demasiado espacio para dejarle el suficiente a las preparaciones. El follaje verde es también una linda opción. Si prefiere algo más romántico, las flores se pueden poner dentro de una jaulita de pájaro. Se clavan en espuma verde previamente humedecida y deben asomarse por los bordes.

Los detalles
• Para las onces se pueden preparar diferentes tipos de sándwiches de tamaño pequeño y para servirlos se pueden envolver en papel parafinado amarrados con una cabuya de fique o una cinta de raso delgada del tono que predomina en la mesa, se verán magníficos.
• En la jarra de agua se pueden poner rodajas de limón y en la de jugos hojas de menta para darles un toque especial.
• La tetera, cafetera o la jarra chocolatera pueden ser las clásicas de plata o alguna vintage que se guardan por años sin usar. ¡Es el momento perfecto para sacarlas!
• En la mesa se pueden servir cupcakes, macarrones o pequeños bocadillos en platos torteros de diferentes alturas. Si no lo tiene puede hacerlo en casa con un candelabro sencillo pintado con spray dorado y pegado con silicona transparente a un plato que será la base. Sobre este pegará otro plato para que resulte el tortero con altura.

Written by
Sin Comentarios

Escribe un comentario

seventeen + 15 =