Seguramente lo primero que se nos viene a la cabeza al mencionar el Neusa es el embalse de casi 900 hectáreas que reposa a poco menos de 3.000 m s.n.m., pero lo que no podemos dejar de lado es que se trata de un parque natural de 3.700 hectáreas, lleno de grandes bosques y unos de los mejores paisajes de la cordillera oriental. Está ubicado a 80 kilómetros de Bogotá, saliendo por la autopista norte vía La Caro-Zipaquirá-Ubaté. Después de pasar Zipaquirá toma el desvío que hay entre los municipios de Couga y Tausa (11 km aprox.), en un recorrido que toma alrededor de 1 hora y 30 minutos.


Una noche a la orilla del Neusa
Pasar una noche en medio de la naturaleza es una de las actividades que más atrae visitantes al embalse, ya sea en una carpa o en una cabaña. La CAR, organismo a cargo de la administración del parque, ofrece la posibilidad de instalar carpas en sitios destinados para ello, y para quienes dormir en el piso no es una opción, existe también la posibilidad de alquilar una cabaña. Las tarifas varían por el número de personas que se vayan a ubicar por carpa o cabaña.

La zona Laureles es la designada para los campistas. 10 sectores separados entre sí por 3 km de terreno. En estas zonas puedes estacionar tu vehículo sin inconveniente. Cuentan con baños públicos y parrillas en las que podrás hacer una cena y desayuno rústicos. No olvides que a esta altitud el frío puede ser un problema si no llevas el equipo adecuado: aísla el piso en donde instalarás tu carpa, lleva cobijas extra y ropa térmica que te proteja, para que puedas disfrutar tranquilamente de tu estadía. Para comodidad de los campistas, en uno de los sectores funciona un restaurante entre las 7:00 a. m. y las 8:00 p. m. ¡No olvides llevar los malvaviscos!

Si la experiencia outdoor no es para ti, puedes alquilar una cabaña en la zona Chapinero. Hay cabañas para 4, 9, 15 y 20 personas que están completamente dotadas con cocina, baños y zona de parqueo. En esta zona funcionan dos restaurantes y la zona de picnic del parque.

Visita la página de la CAR para que conozcas todas las tarifas que existen en el parque (ingreso, alojamiento, parqueo, pesca, instalación de carpa, alquiler de hornillas, etc.). Con ellos puedes hacer las reservas de las cabañas en la zona Chapinero y consultar cualquier duda o novedad que puedas tener sobre el parque.

Aprovechando el embalse
El embalse, que sirve como una ayuda para frenar las inundaciones en la sabana de Bogotá causadas por el río Neusa, tiene una amplia oferta de actividades. Aprovéchalas en un paseo de un solo día o dedícate a conocerlas durante un fin de semana o un puente.

Pesca deportiva
La pesca de trucha arcoíris es una de las actividades por excelencia en el embalse. Para esto puedes contar con la asesoría de varias asociaciones dedicadas a la piscicultura que tienen una sede en las orillas del embalse. En el Club Náutico Pispesca o en la estación piscícola de la CAR, puedes conocer sobre la fauna del embalse, aprender técnicas de pesca y aventurarte a hacer tu primera captura en un bote o en las orillas del embalse.

Deportes náuticos
Una de las maravillas del embalse es poder navegar sus aguas, que usualmente son tranquilas. No sobra recordarte que el viento a casi 3.000 metros de altura se siente bastante, así que si vas a navegar en un bote de vela, recuerda que además de un chaleco salvavidas tendrás que llevar una buena chaqueta. Para los más aventureros está la posibilidad de hacer kayak o remo. No olvides asesorarte de un experto antes de lanzarte a las frías aguas del embalse.

Otras actividades
Si lo que te gusta es disfrutar del paisaje sin la necesidad de estar en el agua, existen muchas otras opciones para que disfrutes del parque. Puedes hacer una larga caminata por los bosques de pino que rodean el embalse, hacer una cabalgata o incluso recorrer los senderos, aptos para ciclomontañismo o cuatrimotos. Existe una zona de picnic en la que puedes descansar después de un largo recorrido y también puedes alquilar hornillas con o sin kioscos para que puedas hacer un asado con una magnifica viste del embalse.

Para tener en cuenta
• La temporada más húmeda en el parque es alrededor de los meses de abril a junio y de octubre a noviembre. Revisa el tiempo con anterioridad para ir bien preparado, pues la temperatura puede oscilar entre 10 y 23 grados en un mismo día.
• Actividades como la pesca están reguladas y debe adquirirse un tiquete en la administración del parque.
• Ya sea que te hospedes en una cabaña o en una carpa, recuerda que dejar basura en las zonas de estadía puede tener un impacto negativo y contaminar los suelos o las fuentes de agua.

Post Tags
Share Post
Written by
Sin Comentarios

Escribe un comentario

thirteen + fourteen =