La magia de las plantas

Si hay algo que logra transformar un ambiente en un lugar acogedor y cálido, son las flores y plantas. Dan una sensación de frescura y de calor de hogar que no se consigue con ningún otro elemento decorativo. Por eso es tan importante siempre tenerlas cerca.

Cada espacio es digno de algún tipo de planta o flor. Si los espacios del ambiente son amplios, recomiendo colocar materas con plantas verdes tropicales. Las materas se pueden disfrazar con canastos de mimbre y quedan ideales para interiores. En cada rincón se puede agregar un florero, jarrón, botella o bien hasta un envase de mermelada con flores lindas.

Es importante mantenerlas frescas mientras las tengamos. Para esto debemos cambiar el agua del florero cada 3 días, colocarles agua bien fría, cortar los tallos en diagonal para que absorban más agua y es fundamental sacar todo el follaje de los tallos; es decir, el tallo sumergido en el agua debe estar limpio de hojas.

¡Colombia es el país de las flores! Tenemos una extensa variedad para elegir de acuerdo con cada gusto y ocasión. Lo bueno del clima de Bogotá, fresco y lluvioso, es que la mayoría de flores duran frescas de 2 a 3 semanas. Eso sí, a la hora de comprar, es importante fijarse en su frescura; por ejemplo, los lirios deben estar cerrados. El follaje nos da la pauta si son frescas o no: cuando las hojas están amarillentas por lo general se trata de una flor vieja.

 

A mí particularmente me gusta cuando el florero se ve como “arrancado del campo o del jardín”; más simple y natural. No me gustan los arreglos tan armados, apretados y formales. Pero eso depende del gusto de cada uno. Me encantan los floreros de solo hojas verdes para decorar. Por eso es importante tener materas, porque uno puede armar floreros lindísimos con sus propias plantas sin necesidad de comprar todo el tiempo. La familia de los filodendros es buena amiga para tener en el interior; crecen muy rápido y son fáciles de mantener.

Por último, debemos prestar mucha atención al aroma en las flores. Hay muchas flores sin aroma, pero por ejemplo los jazmines, nardos o algunos lirios orientales son muy decorativos, pero tienen aroma muy fuerte: si el espacio es muy reducido se puede tornar agobiante e insoportable. Por otra parte, a la hora de decorar una mesa para comensales es recomendable que los centros de mesa no sean con flores con aroma, ya que puede interferir en la percepción del gusto de la comida.

“Dolores Charra tiene una amplia trayectoria de diseño y ambientación de espacios en Latinoamérica. Argentina de nacimiento, estudió Diseño Industrial y ha vivido en Uruguay, Chile y EE. UU. Antes de radicarse en Colombia vivió 10 años en Santiago de Chile, en donde empezó su emprendimiento de ambientación de eventos y luego con ambientaciones de espacios de vivienda y comerciales con su empresa Circo Espacio Creativo, que ahora tiene sede en Bogotá. Inquieta, creativa, innovadora y transgresora; le encantan el arte, la fotografía y la naturaleza.”
Written by
Sin Comentarios

Escribe un comentario

4 + 15 =