10 ideas para una primera cita fuera de lo común
Pensar en planear una cita siempre será una tarea difícil. Muchas veces no es sencillo decidir qué situación puede ser la más apropiada para conocer más sobre la otra persona (¿algo relajado?, ¿algo más aventurero?). Pero tampoco es necesario recurrir a la frecuente salida a cine y a una cena. Hemos buscado diferentes opciones para tener una cita diferente, con un toque especial que permita no solo romper el hielo, sino que además deje un gran recuerdo. Eso sí, asegúrate de que la otra persona se sienta cómoda. Por eso, con nuestras recomendaciones, tendrás de dónde escoger.

1. El sol, un prado y un picnic
Encontrarse en un lugar al aire libre puede resultar muy relajante. Puedes aprovechar la planeación para conocer un poco más sobre la otra persona y dividir responsabilidades: uno se encargará de las bebidas y el otro de la comida. Si prefieres llevar todo listo, puedes conseguir una canasta de picnic completa en La Bagatelle. El parque Museo Del Chicó (ubicado en la carrera 7 con 93) es un excelente lugar, ya que es de fácil acceso, tiene muchas áreas alegres o discretas para sentarte, y en caso de que algo se haya olvidado, puedes conseguir un reemplazo de emergencia en el café Brot. La hora ideal para el picnic es a media tarde para disfrutar del sol, y si todo va bien, al atardecer pueden decidir continuar la cita en uno de los restaurantes cercanos.

2. Preparar, emplatar y comer
Una clase de cocina es un ambiente muy agradable para poder conversar, relajarse y de paso aprender algo nuevo. Estar en compañía de otros estudiantes y tener una actividad programada, seguramente te ayudará a relajarte y disfrutar la experiencia de preparar una receta nueva. Además, el trabajo en equipo producirá un el apetitoso resultado que te permitirá conocer a la otra persona en un ambiente tranquilo y sin presiones. La Academia Verde Oliva (calle 102 con 14) ofrece clases frecuentemente en su programa Cocina Por Hobby, con sesiones de tres horas que incluyen los ingredientes, un delantal y una degustación. Puedes aprender de cocina internacional, comida peruana o pastelería y por qué no, saber qué le gusta comer más a tu acompañante, y tener ese dato presente para el futuro.

3. Cuatro platos, cuatro lugares y una cita
Si lo tuyo es la comida y quieres mantener a tu acompañante a la expectativa, puedes crear un recorrido foodie por alguna de las zonas gastronómicas de Bogotá. Te recomendamos la Zona G, que se presta para caminar y en donde encuentras todo tipo de opciones culinarias. Aunque en muchos restaurantes es recomendable hacer reservaciones, en esta ocasión es preferible dejar las opciones abiertas y darle cabida a la espontaneidad, así puedes caminar de lugar a lugar sin preocupaciones. Para empezar, un aperitivo: una copa de vino, un Dubonnet o un coctel refrescante te ayudarán a relajarte y dar inicio a la velada. A continuación, la entrada. Ideal que escojas algo para compartir, puede ser un ceviche peruano, unos vegetales asados o un carpaccio. Para el plato fuerte, escoge un lugar en donde se puedan sentar cómodamente y puedan conversar a gusto; para estas ocasiones lo mejor es pedir algo que no sea muy pesado, como una pasta. Para finalizar, el postre. Date tiempo para caminar y entrar a un lugar en donde además de dulce, tengan la opción de quedarse un rato más disfrutando de la conversación y quizás de unas copas más.

4. Al son de la música no siempre se baila
La música en vivo tiene la capacidad de animar y brindar un ambiente amistoso y relajado. Incluso si no conoces bien qué tipo de música prefiere tu cita, sentarse a hablar y disfrutar de la compañía al ritmo de rock, pop, jazz o ritmos latinos, es una gran opción si aún no estás listo para bailar. Hay muchos bares que presentan bandas en vivo, como Cachao cerca de la Zona T o el Bar San Sebastián cerca al parque de la 93. La buena música y una buena selección de cocteles, te garantizarán un plan mucho menos acartonado, divertirte y, en últimas, atreverte a bailar un poco.

5. El encanto colonial de La Candelaria
A muchos nos pasa que vivimos en una ciudad pero realmente no la conocemos. Un plan muy divertido para una primera cita, es ponerte en plan de turista y descubrir los rincones históricos que atraen a tantos extranjeros. La Candelaria ofrece muchas opciones y con muchos matices para que pases un día inolvidable. Puedes empezar en la tarde con un paseo guiado en bici, que te llevará por los lugares más representativos de la ciudad; después, a un ritmo más lento, puedes caminar y probar los dulces o amasijos tradicionales de la capital, y entrar a alguno de los museos que seguramente hace muchos años no visitas. Al atardecer, dirígete a el Hotel de la Ópera para disfrutar de una vista panorámica sobre las estructuras coloniales de la ciudad desde el restaurante El Mirador.

6. Noches dedicadas al arte
Planear una cita alrededor del mundo del arte puede ser tanto educativo como muy inspirador. Puedes invitar a tu cita a un recorrido por varias galerías ubicadas a lo largo de la carrera 11, entre calles 66 y 94. Es un ambiente tranquilo, que te permitirá conversar durante la caminata entre galerías y conocer mejor a tu acompañante, mientras discuten sobre tendencias, gustos y emociones, eso sí, no intentes ser un gran crítico de arte y no permitas que la conversación se vuelva demasiado seria.

Consulta la página www.nochedegalerías.co para que tengas presente la programación de las galerías en cada fecha y así puedas seleccionar las que estarán abiertas o con exhibiciones interesantes para tu recorrido. Y después de una buena dosis de arte, siempre puedes agregar a una buena dosis de vino.

7. Un vistazo a las estrellas
Si a estas alturas no conoces la proyección de estrellas que se hace en el Planetario de Bogotá (calle 26 con 5) todas las semanas, te contamos que te estás perdiendo de un espectáculo muy interesante. Es una actividad encantadora, muy tranquila y romántica, en la que puedes sorprender por completo a tu acompañante, admirando los planetas del sistema solar y las estrellas. La proyección en el domo del planetario dura aproximadamente 35 minutos, tras los cuales puedes invitar a tu cita a Céntrico, uno de los restaurantes con mejor vista de la ciudad, para seguir disfrutando del cielo y las estrellas.

8. Dar y recibir
¿Qué tal salirse de lo convencional y dedicarle tu primera cita a entregarle algo de tu tiempo y tus recursos a los más necesitados? La Fundación 3DC (www.fundacion3dc.org), a través de su programa Cena Para Todos, organiza los viernes cada 15 días una cena de voluntarios para recicladores y habitantes de la calle. Para participar debes registrarte como voluntario y especificar si deseas donar algunos elementos de la cena y tu tiempo para preparar y servir. Te aseguramos que no solo conocerás mucho mejor a tu acompañante, sino que la experiencia será muy satisfactoria.

9. Adrenalina y aire puro
La investigación científica indica que hacer una actividad emocionante, sube los niveles de dopamina en el cerebro, y te puede presentar más atractivo e interesante frente a la otra persona. Para esto, una excelente opción es salir de la ciudad e invitar a tu acompañante a escalar en las rocas de Suesca. Tendrán tiempo de conversar mientras llegan a su destino y, lo más importante, tendrán una experiencia llena de adrenalina. Consulta con la empresa Ecoglobal Expeditions cómo organizar tu travesía por las rocas; el parque ofrece todo tipo de opciones, desde principiantes hasta rutas muy avanzadas. Recuerda ir bien preparado, con ropa cómoda, agua y snacks energéticos para que puedan seguir con ánimo después de unas horas de esfuerzo y terminar la cita con unas onces santafereñas en el pueblo.

10. 50% tú, 50% yo
Simplemente sorprende y déjate sorprender. Los mejores planes y en los que te sentirás más tranquilo y confiado, son los que conoces y realmente te gustan, así que proponle a tu acompañante que dividan la cita en dos y que cada uno planee una parte; pueden llegar a un acuerdo para que uno se encargue de la actividad y el otro de la comida. Si eres aficionado al baile, montar en bici, el karate, las películas de terror, los juegos de rol, las manualidades, en fin, cualquier actividad que te guste, este es el momento de lucirte con todo lo que sabes. Igualmente si te encantan las hamburguesas, la comida oriental o la comida saludable, aprovecha para disfrutarla en buena compañía. Esto hará que los dos se involucren y sientan que están compartiendo algo de sí mismos con la otra persona.

Post Tags
Share Post
Written by
Sin Comentarios

Escribe un comentario

fourteen − nine =